En su casa del barrio de Coghlan - Diciembre de 2007

Premio Lorraine de Poesía 1979

Premio Lorraine de Poesía 1979

"Bodas", su primer libro

"Amazona heroica y flamígera fascinada por la Muerte, rosa demudada que muestra su belleza sólo de noche, leona que amamanta la cría con su sangre, Carmen Bruna construye su red de delirios y deslumbramientos y elegida por los dioses para el gran incendio de su carne, se lanza armada con la coraza de sus rebeliones y conjuros contra el monstruo egoísta de la cotidianeidad despiadada y cruel. Angel frutal alimentado con la savia calcinante de las galaxias y de los soles enanos, Carmen Bruna se eleva por el espacio atronador de los sueños. Su pecho invadido de hormigas y de adelfas, el rostro cubierto de polen y llevando en sus manos la espada incandescente del Alba Nueva, lo mismo que un trébol cuando recién despliega las hojas, ofrece sus poemas al asombro de la luz para que en ellos abreven los corceles demoníacos del Bien y del Mal, haciendo estallar sobre el mundo, el fuego eterno de su pasión, el difícil oficio de ser poeta que no obedece a ningún dogma ni códigos establecidos, sino sólo a la pureza, el desinterés y el sacrificio de una conciencia que no sabe de otra cosa que del Amor entre los seres y de la Libertad".

Juan José Ceselli
Febrero 1980

Retrato en la cascada - 1958

Retrato en la cascada - 1958
Carmen Bruna - Salta - 1958

El camino del norte

Carmen Bruna pasó parte de su juventud en un pequeño pueblo de la provincia de Salta donde se desempeñó como médica rural. Los años transcurridos en estos parajes del norte argentino, son de particular importancia y trascendencia para su vida y dejarán una huella imborrable que podemos percibir en gran parte de su obra. Un ejemplo de ello es el siguiente poema que pertenece a su primer libro "Bodas".

Nostalgia de San Carlos

Desciendo en mi última encarnación
al río profundo,
pero no sé nadar,
me ahogarán
una frugal tibieza de camalotes estivales,
un arroyo de sol espectral entre las piedras
que conocen la humedad de los pétalos del iris
frescos violados, vaporosos de sal;
ojos de puma en celo, luces malas detrás del cementerio
y perdidos cariños trastocados en odio cotidiano
¡ay tesoro escondido del zorrito!
tembladeral de luna en plenilunio;
ya se acabó el amor ciclamor de las hogueras,
el resentimiento es como la flor de la cebolla,
un manojo de pétalos verdosos
que sollozan inconsolables en el abismo,
el capullo del mal aniquila nuestras esperanzas,
el sueño pesado que nos acoge
lo navegan las criaturas de un sólo y pálido ventrículo
los moluscos claveles con ramos de centellas
atrás quedaron
las vicuñas sedosas, el carnaval tremante.
Luciano presagioso acarreando sus años
en litera fantasma

"Bodas" - 1979

18 de diciembre de 2007

Apuntes Biográficos

Bruna Carmen Zucarelli (Carmen Bruna), nació en Buenos Aires un 16 de julio de 1928. Hija única de Carolina y Orestes, vino al mundo y se crió en una típica morada de inmigrantes italianos del barrio de Saavedra. Él albañil, ella costurera y bordadora, sus padres, nativos de Tortona, fueron para ella cuando niña, su única familia de este lado del océano.
A pesar de su amor por las letras, durante su juventud cursó la carrera de Medicina y se recibió con honores de Médica Pediatra, profesión que ejerció por poco tiempo y fundamentalmente en poblados rurales del norte argentino y patagonia.
Se casó, tuvo tres hijos y ya en su madurez se volcó por completo a su verdadera vocación, la poesía, obteniendo en 1979 el "Premio Lorraine de Poesía".
Lectora incansable y ferviente admiradora de André Bretón, se identificó plenamente con el espíritu del movimiento surrealista y a partir del año 1982 se sumó como integrante al grupo surrealista argentino "Signo Ascendente". Desde ese momento se sucedieron innumerables colaboraciones para diversas publicaciones nacionales y extranjeras, entre ellas la revista "Clepsidra", así como la edición consecutiva de las diez antologías que hasta el momento lleva publicadas.

16 comentarios:

Jorge Dipré dijo...

Mis saludos, vieja amiga

Anónimo dijo...

Estoy lejos para ir a escucharte, Carmen, pero quisiera que te llegue mi abrazo en esta celebración de tu poesía.
María Teresa Andruetto

©Claudia Isabel dijo...

Carmen, que placer haber encontrado este rincón donde poder expresarle mi admiración...su poesía es bella, desgarradora, con imágenes puras. Humildemente escribo y cuando escribo la invoco con el pensamiento a usted, a Olga, Alejandra P. y a Susana Thénon, desde mi punto de vista todas ustedes las mejores escritoras!!!
www.laperladejanis.blogspot.com

Bendiciones para usted mujer poeta!!!

De Lirium soy dijo...

Hola Carmen: Me produce sorpresa y alegría encontrarla/te en este mundo virtual. Justamente pasando por el blog de la anterior comentarista vi el link hacia aquí.
Y no sé cómo tratarla porque sin conocerla siempre escuché de usted o vos. Me presento: soy Lilia, hermana de Rodolfo Alvarez de Junín. Ahora resido en Mar del Plata y hace unos meses le pedí que me enviara algunos de tus libros, pues aquí los tengo (ewn calidad de préstamo, obvio, algunos dedicados) y los voy leyendo, ahora se volvieron entendibles cosas que antes no lo eran. Y también tengo alguna Maldoror donde él te publicó.
Abrir el blog y encontrar al costadito las tapas de algunos que aquí tengo ("Melusina...", "Bodas...", "Morgana...", "La Diosa de...", "La Luna... de Lilith" me produjo una emoción tremenda, un cimbronazo..."una vibración de los cimientos" como diría Pizarnik, porque esas imágenes de tapa están desde siempre en mí).
Había publicado en mi blog algo de mi hermano pero es anti-web y por respeto decidí retirarlo.
Ahora encuentro aquí comentando a Jorge Dipré, también su amigo.
Aclaro que yo no escribo, apenas hago algunos garabatos, y muchas veces reconozco mis límites para leer, generalmente me dejo llevar por lo que siento, por lo que golpea allí, en ese hueco inexplicable que todos tenemos al que prefiero no rotular con nombres.
Ha sido emotiva esta trasnochada para mí, por este encuentro. Porque hace poco descubrí en tus poemas a "mi" Isadora, "mi" Pizarnik, Scacheri, Plath, Jopli, Von Trotta, Bretón y tantas/tantos que fui descubriendo en diferentes etapas de mi vida.
Me disculpo por lo extensa, pero aunque sea yo desconocida para mí eres familiar. Un cálido abrazo.

©Claudia Isabel dijo...

Me encantaría, si es posible, que se bajen más poemas de la señora Bruna y más fotos de ella.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Querida Carmen, que alegría encontrarte en este blog.
Te conozco desde 1986, cuando el querido Rubén Mourelle me recomendó tu libro "La Diosa de las Trece Serpientes"; luego conseguí "Morgana", y tu poesía me fascinó desde siempre, y me acompañó todos estos años.
Te admiro mucho, sos mi poetiza preferida, de verdad.
Estaría bueno dijeras si tus otros títulos se hallan agotados, o de lo contrario, en qué librerías odemos adquirirlos. Me encataría poder leer el resto de tu obra.
Mi reconocimiento y cariño para vos, querida artista.

Anónimo dijo...

Cármen, gracias por tu eterna presencia en los grandes amaneceres y atardeceres del corazón.
Un abrazo.
Oscar Pablo Baldomá.

©Claudia Isabel dijo...

Querida Carmen, quisiera dejarle un abrazo, mi admiración y respeto.
siempre en el corazón y en la poesía

Anónimo dijo...

Tus poemas son admirables, Carmen. Tuve la suerte de leer varios de ellos en la antología de Libros del empedrado que me obsequió Rolando Revagliatti.
Felicitaciones, y un cordial saludo

Mariano Shifman

Anónimo dijo...

Para los numerosos lectores y admiradores de la obra de Carmen Bruna les comunicamos que todos sus títulos pueden ser consultados y/o adquiridos en el stand de la Editorial Caleuche, Pabellón Azul en la próxima Feria del Libro de Buenos Aires (20 de abril al 9 de mayo de 2011). Carmen no solo escribió poesía. Publicó también un libro dedicado a los mapuches: su lengua, costumbres, historias y mitos. Allí puede apreciarse una faceta casi desconocida de su multifacética personalidad: la apasionada defensa de estos pueblos originarios arrasados por la conquista del desiertoes.Es un testimonio valiente y único. Esta obra denominada Diccionario Mapuche, lleva ya seis ediciones y fue creada por Carmen cuando se desempeñaba como médica rural en la provincia del Neuquen a fines de la década del 50 y comienzos del 60.

Luis Unze dijo...

Para los numerosos lectores y admiradores de la obra de Carmen Bruna les comunicamos que todos sus títulos pueden ser consultados y/o adquiridos en el stand de la Editorial Caleuche, Pabellón Azul en la próxima Feria del Libro de Buenos Aires (20 de abril al 9 de mayo de 2011). Carmen no solo escribió poesía. Publicó también un libro dedicado a los mapuches: su lengua, costumbres, historias y mitos. Allí puede apreciarse una faceta casi desconocida de su multifacética personalidad: la apasionada defensa de estos pueblos originarios arrasados por la conquista del desiertoes.Es un testimonio valiente y único. Esta obra denominada Diccionario Mapuche, lleva ya seis ediciones y fue creada por Carmen cuando se desempeñaba como médica rural en la provincia del Neuquen a fines de la década del 50 y comienzos del 60. Luis Unzue

©Claudia Isabel dijo...

Que buena noticia!

Anónimo dijo...

Carmen Bruna dejó este mundo el 15 de enero de 2014. Es una noticia muy triste que quisiera compartir con todos aquellos que admiran su poesía. Pero ella vivirá para siempre en el recuerdo de quienes la amamos y en su maravillosa poesía

Anónimo dijo...

Carmen Bruna dejó este mundo el 15 de enero de 2014. Es una noticia muy triste que quisiera compartir con todos aquellos que admiran su poesía. Pero ella vivirá para siempre en el recuerdo de quienes la amamos y en su maravillosa poesía

Jorge Dipré dijo...

Carmen, no te has ido ni te irás de nosotros, aquellos marcados por tu poesía y amistad.

Lirium* dijo...

Lo lamento.
Queda su exquisita obra acompañándonos siempre.